El ordenador climático Orion atrae a cultivadores de todo el mundo

“Es fácil de instalar, fácil de operar y hace lo que promete”

Cuatro años después de su presentación, Hotraco Horti, de Horst (NL), ya ha vendido varios miles de ordenadores climáticos Orion GC a pequeños y grandes cultivadores en docenas de países. Según el fabricante y los revendedores, la simplicidad, la fiabilidad y la facilidad de uso explican su éxito. “Es fácil de instalar, fácil de operar y hace lo que promete”, dice Mark Scheffers, de Debets Schalke.

Orion-GC

El Orion-GC es un ordenador climático de gama media para cultivos cubiertos en diferentes zonas climáticas. Si así se desea, se puede ampliar con un módulo de riego. Lo sabemos, hay ordenadores que pueden hacer mucho más, pero no todos los cultivadores necesitan esas funciones adicionales.

Asequible para cultivadores

“La horticultura de invernadero de alta tecnología despierta la imaginación y Países Bajos está a la cabeza”, dice el desarrollador de negocios Jon Hesen, de Hotraco Horti. “La realidad es que también hay un segmento medio muy amplio y creciente en todo el mundo, en el que el listón del control del clima y el cultivo está menos alto. Servimos a ese segmento con el Orion-GC. Es un dispositivo simple, claro y asequible para cultivadores que quieren controlar su clima de invernadero y el riego adecuadamente, sin demasiadas alarmas y señales”.

Características del producto

El Orion-GC es adecuado para el control integral de varios tipos de ventilación de cumbreras y fachadas, instalaciones de pantallas (incluyendo pantallas de fachada), estufas de aire caliente y de una a tres redes de calefacción por sección, con control de calderas y transporte, nebulización y refrigeración del aire de los invernaderos, circulación de aire, control de CO2 e iluminación de asimilación.

Por un modesto coste adicional, estas funcionalidades se pueden ampliar. El módulo es adecuado para proporcionar con precisión hasta ocho recetas de fertilización diferentes a través de recipientes A/B en zonas o secciones de riego individuales. Los turnos de inicio se pueden ajustar en tiempo o en irradiación y cada zona se puede controlar separadamente en tiempo, CE y pH (disponible a mediados de 2020). Las funciones de alarma para flujo limitado (bloqueo), así como de pH y CE demasiado alto o demasiado bajo, aseguran un riego perfecto adaptado a las necesidades de los cultivos.

Fácil instalación y operación

El Orion es fácil de utilizar, tanto directamente como a través del ordenador central de procesos, así como a través de la práctica aplicación para teléfonos inteligentes.

“Es un instrumento muy adecuado y bien organizado para el control adecuado del clima y del riego”, resume Mark Scheffers de Debets Schalke. Además de proyectos llave en mano a gran escala en todo el mundo, este constructor de invernaderos neerlandés también realiza proyectos más pequeños para cultivadores y centros de jardinería. La empresa no está vinculada a una o a varias marcas de ordenadores climáticos, pero ha visto un claro aumento en la demanda del ordenador Orion.

“Ya hemos vendido muchos, especialmente a pequeños cultivadores de plantas ornamentales y centros de jardinería”, explica Scheffers. “Esto lo hacemos con tranquilidad, porque el sistema es fácil de instalar y los cultivadores aprenden a trabajar con él rápidamente. Hotraco proporciona un manual claro y si hay alguien que todavía tenga preguntas siempre puede contactar con el servicio de atención al cliente, las 24 horas del día. Es un producto sólido y práctico, que además es muy asequible. Actualmente, el sistema ya está funcionando en un proyecto en las Bermudas y en dos proyectos para centros de jardinería en Francia y Países Bajos.

Noruega

En Noruega, la horticultura de invernadero es relativamente de pequeña escala. Trond Myrhaug, de la empresa de instalaciones técnicas Elceta, dice que es un mercado entre estable y ligeramente en crecimiento. “El número de empresas está disminuyendo ligeramente, pero su tamaño medio está creciendo”, comenta. “Noruega también está interesada en satisfacer sus propias necesidades de verduras sanas y producidas de manera sostenible, por lo que soy razonablemente optimista con respecto al futuro.

El empresario trabaja con Hotraco desde hace más de 20 años y ha solicitado muchos conmutadores. Cuando el Orion-GC se comercializó en 2016, se interesó por él inmediatamente. “Para muchos clientes, los ordenadores de alta calidad tienen demasiadas cosas que no necesitan. Algunos invernaderos, incluidos los de plástico, solo se utilizan parte del año para cultivar bayas o coles. En otros invernaderos hay varios cultivos, para los cuales se quiere lograr un compromiso razonable en términos de clima. El Orion es perfecto para este tipo de situaciones. Ofrece muy buenas prestaciones por un precio muy razonable. Mis clientes están muy satisfechos con él, y yo también. Creo que ya hemos instalado unas 15 unidades”.

Región del Báltico

Raimonds Keirans, del constructor de invernaderos letón Termolat, está de acuerdo. La empresa, de rápido crecimiento, realiza pequeños y grandes proyectos llave en mano, principalmente en los países bálticos, Rusia y Azerbaiyán. Keirans espera entrar pronto en el mercado escandinavo.

“Conocí a Hotraco en 2014 y hace tres años vendimos nuestra primera instalación de Orion”, comenta. “Ahora ya son diez, divididos en cinco proyectos. Llamas en un momento perfecto, porque ayer nos dieron luz verde para un nuevo proyecto importante, que incluye cinco unidades de Orion. En Horst les encantará oír esto”.

“El Orion es bueno y fiable, fácil de usar y asequible”

Termolat también representa a casi todas las marcas conocidas de ordenadores para la horticultura. Keirans estaba tan satisfecho con el Orion que ahora incluso han dejado de lado un ordenador climático que ellos mismos desarrollaron. “El Orion es bueno y fiable, fácil de usar y asequible”, explica.

¡Compruébalo usted mismo!