Un gran productor alemán obtiene mejores resultados gracias a ClimaScan+

Mejores resultados de crecimiento gracias al sistema de sensores inalámbricos.

Scherzer & Boss Fruchtgemüse GmbH produce tomates, pimientos y pepinos en una superficie total de nueve hectáreas. Las verduras crecen bajo cristal, en un sistema de cultivo completamente cerrado. Toda el agua y los nutrientes no utilizados se devuelven a las plantas tras el tratamiento. El clima del invernadero, los nutrientes y los recursos de agua se controlan de un modo preciso. No obstante lo anterior, el clima del invernadero no era homogéneo y se producían diferencias no deseadas en el crecimiento en distintos puntos del invernadero. Por este motivo, y con el objetivo de eliminar estas diferencias en el crecimiento y optimizar, así, la producción, la empresa deseaba conocer con exactitud el microclima de los invernaderos. Una tarea perfecta para ClimaScan+

De forma habitual, la temperatura y la humedad de un invernadero se miden utilizando una caja de medición. Dicha caja de medición se instala en un lugar específico del invernadero y es, por lo tanto, un punto de medición fijo. La caja de medición no detecta las diferencias de temperatura que pueden producirse en las paredes, en esquinas concretas o en zonas de sombra del invernadero.

Los sensores inalámbricos del ClimaScan+ de Hotraco Horti pueden instalarse en distintos lugares del invernadero para detectar la temperatura y la humedad en todo el espacio. Permiten conocer las diferencias de temperatura de un solo vistazo y proporcionan un análisis claro de la situación. Aproximadamente 50 sensores inalámbricos cubren unas dos hectáreas de superficie del invernadero.

La instalación de los sensores ClimaScan + permitió que el productor alemán pudiera determinar que se producían diferencias de temperatura significativas de hasta cinco grados Celsius en una parte del invernadero. Conocer con exactitud las zonas en las que se producían las diferencias de temperatura ha permitido ajustar de forma manual el flujo de temperatura, instalando, por ejemplo, ventiladores adicionales para hacer circular aire caliente hasta las áreas deseadas o abriendo manualmente las tuberías de calefacción en un lugar específico.

Dado que los sensores ClimaScan+ pueden retirarse y trasladarse fácilmente a otras áreas dentro del invernadero, el productor puede cubrir y analizar la totalidad de la superficie del invernadero y tomar las medidas adecuadas en todas las secciones.

Ventajas del ClimaScan+

El ClimaScan+ es completamente inalámbrico y proporciona información exacta de la distribución de calor. La creación de un clima homogéneo óptimo en todo el invernadero reduce la probabilidad de que los cultivos sufran enfermedades, además de proporcionar un crecimiento más uniforme y una cosecha más eficiente. El productor puede cultivar de un modo más sostenible y saludable con un coste energético inferior.